español
Magyar

Sitios declarados Patrimonio Mundial de la UNESCO en Hungría

Hollókő
Región de Eger

La Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO, que incluye el Taj Mahal y el Gran Cañón también, distingue entre sitios de excepcional valor cultural y natural. 

Siete de los ocho sitios del Patrimonio Mundial de Hungría pertenecen a la categoría cultural. Uno de ellos comprende los tres lugares de interés específicos de Budapest: las orillas del Danubio, el Barrio del Castillo de Buda y la avenida Andrássy.


El primer sitio incluye ambas orillas del Danubio, los puentes que cruzan el río y los lugares de interés vinculados. Algunos de los edificios destacan específicamente, como el magnífico Parlamento neogótico o el Palacio Gresham, una obra maestra del Secesionismo, elementos emblemáticos del paisaje de la orilla de Pest, o el edificio de la Ciudadela en lo alto del monte Gellért.


El Barrio del Castillo, que a partir del siglo XIII se convirtió en la sede del poder, irradia la historia del país, y el antiguo palacio real extendido sobre la cima de la colina, hoy en día alberga la Galería Nacional de Hungría. La cercana Iglesia de Matías y el Bastión de los Pescadores fueron el fruto de la minuciosa labor realizada por el arquitecto Frigyes Schulek a finales del siglo XIX, respetando, en el caso del primero, los antiguos planos medievales. Los lugares de interés de la avenida Andrássy incluyen la Gran Sinagoga, el edificio ricamente adornado de la Ópera y la Universidad de Música Francisco Liszt magníficamente rehabilitada. 

En el oeste de Hungría, la Archiabadía benedictina de Pannonhalma, fundada en 996, sigue funcionando hasta hoy día como centro religioso y de historia del arte, con su arboreto y jardín de hierbas medicinales, un claustro, el museo de la abadía, una galería y una capilla.


En la parte noreste de Hungría, designada como región vinícola desde 1737, 3000 bodegas y viñedos en terrazas de ocho niveles, incluidos Tokaj y Mád, forman parte del paisaje cultural, patrimonio mundial de la región vinícola histórica de Tokaj-Hegyalja.
El cercano Parque Nacional de Hortobágy demuestra cómo pueden convivir en armonía los humanos y la naturaleza, ya que en la región, la ganadería se ha adaptado a las condiciones de los pastos y pantanos salinos. En primavera y otoño, este hábitat atrae las aves migratorias y las que anidan en la zona. Otros símbolos del páramo de Hortobágy son el Puente de Nueve Ojos y el zoo.


Más cerca de Budapest se encuentra el antiguo pueblo de Hollókő, que comprende el casco antiguo, las ruinas del castillo medieval que se elevan en su vecindad y el entorno natural circundante. El conjunto de edificios de arquitectura populares consta de una unidad de 55 edificios residenciales y una iglesia. 

Hoy, a ambos lados de la frontera que divide el paisaje del lago Neusiedl, se puede encontrar viñedos que, desde el punto de vista geológico e histórico, forman una unidad, así como una fauna muy variada.


En el municipio romano de Sopianae, hoy la ciudad de Pécs, situada en el sur de Hungría, una necrópolis paleocristiana del siglo IV forma parte del popular destino turístico del Centro de Visitas Cella Septichora.


A lo largo de la frontera con Eslovaquia, entre las 1200 cuevas de karst de Aggtelek, se encuentra el sistema de cuevas Baradla de 26 kilómetros de longitud y la cueva Rákóczi No. 1, que también permite el tratamiento de trastornos de las vías respiratorias.
 

Hollókő

Hollókő, ubicado en la provincia de Nógrád en el norte de Hungría, a poco más de una hora en coche desde Budapest, es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1987. El pueblo es visitado por turistas de todo el mundo, ya que, actualmente, es la única localidad en Hungría cuyos 400 habitantes utilizan mayoritariamente el entorno construido y natural como lo hacían a principios del siglo XX. 

Budapest, ciudad maravillosa

Paseando por Budapest, encontrará por todas partes edificios impresionantes y espacios espectaculares. La UNESCO también ha reconocido la belleza de la ciudad: veamos los lugares del Patrimonio de la Humanidad.  

Archiabadía Benedictina de Pannonhalma

La Archiabadía Benedictina de Pannonhalma y su entorno cerca de la frontera occidental de Hungría, no solo es un memorial nacional de la historia húngara, sino reviste asimismo gran importancia como patrimonio mundial. Desde 1996, también pertenece al Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Parque Nacional de Hortobágy

¿Le gustaría huir del bullicio de la ciudad? ¿Le gustaría descubrir las maravillas naturales más bonitas de Hungría? Entonces no deje de visitar Hortobágy, la región más hermosa del país, la estepa cubierta de hierba más grande de Europa Central.

El cementerio paleocristiano de Pécs

La Necrópolis de Pécs se encuentra en la parte noroeste de la ciudad, en la vertiente sur de la montaña Mecsek, en el área de la Catedral de Pécs. Desde el 30 de noviembre de 2000, la muestra arqueológica del siglo IV es parte del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

El Parque Nacional Fertő-Hanság

Si elige como destino el Parque Nacional de Fertő-Hanság, podrá vivir experiencias incomparables. ¡No olvide las botas de senderismo!

#wowhungary

Comparte tus fotos usando #wowhungary

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR