español
Magyar

Abadía de Zirc

Abadía de Zirc
Zirc
Balaton

La ciudad más alta de Hungría, Zirc, juega un papel importante en la vida cultural del país: alberga una de nuestras abadías más hermosas, construida en estilo barroco, y un fabuloso arboreto. También son famosas las cervezas artesanales de fabricación local. 

A pesar de su tamaño, la ciudad más alta de Hungría, Zirc, juega un papel importante en la vida cultural del país: aquí se encuentra una de las abadías barrocas más hermosas de la cuenca de los Cárpatos, que sigue siendo el centro húngaro de la orden monástica cisterciense. Los alrededores inmediatos de la iglesia también ofrecen muchas oportunidades de recreación, por lo que todas las condiciones son perfectas para un programa de amigos o familiares. 

Un pasado de 800 años

Zirc, que a menudo se menciona como la capital de Bakony, se encuentra en uno de los paisajes más bellos y diversos de Hungría, a 130 kilómetros de Budapest. La pequeña ciudad se ha ganado este honorable calificativo con sus cientos de años de historia y su vibrante vida cultural. La antecesora de la abadía cisterciense fue construida en el siglo XII en estilo románico, pero esta iglesia sufrió muchos desastres a lo largo de la historia: la zona fue despoblada varias veces debido a la peste y diversas batallas y campañas bélicas. Ello también selló el destino de la abadía de Zirc, que fue destruida casi por completo a lo largo de los siglos. Las ruinas de la primera enorme iglesia se pueden ver en el jardín de ruinas. No fue hasta finales del siglo XVIII que una nueva iglesia cisterciense fuera construida en Zirc, que desde entonces ha sido un ejemplo destacado de la arquitectura barroca. 

Vagando por los imponentes espacios barrocos

Podrá conocer aún más sobre su emocionante historia, ya que la iglesia también se puede visitar con un guía. Después de una presentación de media hora, podrá descubrir individualmente el interior barroco que no solo alberga eventos litúrgicos, sino que a menudo sirve como sala de conciertos. La iglesia de tres naves ofrece una vista increíble, los hermosos frescos, los dos enormes órganos y los bancos del coro, el púlpito y el santuario tallados son obras de arte sin precedentes. El arboreto, que evoca un jardín inglés, invita a los visitantes a dar un agradable paseo. Podrá pasar fácilmente hasta 2-3 horas en los sinuosos senderos del parque y, mientras tanto, conocer la diversa flora y fauna del parque con la ayuda de instrucciones y algunas tareas lúdicas colocadas en diversos lugares. El arboreto ofrece una vista impresionante en todas las estaciones: el paisaje nevado en invierno, la floración en primavera, la exuberante naturaleza en verano y las coloridas hojas en otoño deslumbran a los visitantes.

 

También podrá continuar el recorrido en el Museo de Historia Natural de Bakony adscrito al Museo Húngaro de Historia Natural, que presenta la vida silvestre de la zona. Sería un pecado perderse el Centro de Visitantes, donde también se puede ver una exposición sobre la historia de la orden y la biblioteca-monumento cisterciense adscrita a la Biblioteca Nacional Széchényi. Finalmente, visite la Manufactura de la Abadía de Zirc, donde producen sus cervezas artesanales de alta calidad procedentes de la bodega de la abadía, con 300 años de tradición y utilizando tecnología digital de última generación. Los productos de la primera manufactura de cerveza monástica de Hungría resultan singulares por la dualidad de tradición e innovación. Estas cervezas también han sido reconocidas en concursos internacionales. La oferta única incluye sabores permanentes y de temporada, como lavanda o ale de estilo belga elaborada con ingredientes auténticos. Al final del día, después de un buen paseo y degustación, vale la pena visitar los restaurantes de la ciudad y probar algunos platos húngaros clásicos e inconfundibles. 

‎¡MUÉVETE EN TU ENTORNO COMO UN HÚNGARO!