español
Magyar

Hévíz: cuerpo y alma en perfecta sintonía


Hévíz
Balaton

No lejos del extremo occidental del lago Balaton, se encuentra una pequeña ciudad, cuyo nombre alude a las fuentes de aguas termales locales. En Hévíz, podrá bañarse en el lago termal biológicamente activo más grande del mundo.

Flotar entre los nenúfares
rojos esparcidos por la superficie del lago cubierta de vaho es una experiencia única.
En las excavaciones aquí realizadas, se han encontrado monedas votivas por la salud y, según cuenta la leyenda, el emperador romano, Teodosio I, se recuperó aquí de su parálisis infantil.

El desarrollo de la cultura balnearia moderna tuvo su comienzo en el siglo XVIII, cuando la región estaba bajo el dominio de la famosa familia Festetics y el conde György Festetics hizo construir una casa de baños en balsas sobre el agua del lago.

UN AUTÉNTICO LABORATORIO DE MILAGROS

El lago de decenas de miles de años de antigüedad, cuyo punto más profundo es de 38 metros, con una superficie acuática de 4,4 hectáreas, está clasificado como reserva natural junto con el bosque circundante de 50 hectáreas. El bosque protector que rodea el lago es un elemento fundamental del sistema ecológico lacustre, ya que el efecto curativo del lago se completa con su entorno natural. El agua biológicamente activa del lago se utiliza para la rehabilitación posterior a operaciones musculoesqueléticas y para aliviar los síntomas de la gota.

Además, juega un papel importante en la preservación de la salud en sentido general.
El agua del lago se renueva cada 3,5 días de forma natural. El lago de forma ovalada es alimentado por manantiales fríos y calientes. Su temperatura oscila entre los 33 y los 38 oC en verano, pero no baja de los 22 a 23 oC en invierno, por lo que los bañistas pueden disfrutar del lago incluso en las condiciones climáticas más rigurosas, cuando a menudo está cubierto por una gruesa capa de vaho.

Venga y viva una experiencia incomparable flotando en sus aguas, disfrute de la vista de los singulares edificios de aspecto muy antiguo y completamente rehabilitados por dentro. También hay unidades terapéuticas y un centro spa y medicinal, que brindan condiciones ideales para aquellos que deseen recuperarse, relajarse y desconectar. 

BARRO MEDICINAL, EL DESINTOXICANTE NATURAL

El lecho del lago de aguas medicinales está cubierto con una capa de turba de varios metros de espesor. Gracias a los singulares organismos que habitan el barro, el lodo medicinal de Hévíz es excepcionalmente suave.

Los tratamientos con barros medicinales calientes estimulan la circulación, acelerando así el metabolismo. Hacen que la piel sea flexible y aterciopelada, por lo que el barro proveniente del lago se utiliza también en la industria de la belleza.

Los efectos positivos del tratamiento tradicional de Hévíz son hechos demostrados científicamente. Los tratamientos con las aguas medicinales de composición especial y con el barro medicinal proveniente del lago se basan en más de dos mil años de tradición médica. Los hoteles terapéuticos de primera clase de Hévíz, así como los otros centros spa y medicinales de la región, ofrecen a sus huéspedes terapias clásicas, así como ‒en el marco de los modernos servicios spa‒ innumerables programas de preservación de la salud, fitness, selfness y estilo de vida.

La zona ofrece muchas oportunidades para experiencias activas, culturales y culinarias. Podrá emprender caminatas relajantes por los parques, paseos y rutas de senderismo, o también practicar la marcha nórdica.

‎¡MUÉVETE EN TU ENTORNO COMO UN HÚNGARO!