español
Magyar

Rutas de senderismo agrestes en los montes de Mecsek debajo y encima del suelo



Región de Pécs

Si usted también ama la naturaleza, no deje de visitar los bosques, las cuevas y los lagos alrededor de Pécs.

Los montes de Mecsek, situados al norte de Pécs, se habrán creado justamente para el senderismo. El pico más alto, con 682 metros, es el Zengő, pero muchos otros exceden los 500 metros. Esta tierra de bosques antiguos y primitivos de hayas y robles puede dividirse en dos partes desde el punto de vista geológico y turístico: los montes occidentales de Mecsek, de mil facetas, y los montes orientales de Mecsek, famosos por el turismo rural. 

Los montes occidentales de Mecsek ofrecen cuevas y senderismo.

Las tierras de la Región de Protección Paisajística del Oeste de Mecsek ofrecen una gran cantidad de aventuras para los que deseen explorarlas detalladamente. La cueva de Abaliget de 2000 metros de largo es la más larga en los montes de Mecsek, con un arroyo. Su ramal principal de 466 metros abierto a los visitantes fue declarado cueva medicinal en 2000, por lo que es un destino popular para los que sufren de problemas respiratorios. Si tiene pasión por las cuevas, no deje de visitar la cueva de travertino de Tettye para viajar al pasado de la historia natural. No se pierda lo más interesante de los montes de Mecsek: el monte Jakab de 592 metros de alto, conocido por sus mágicas formaciones rocosas, las ruinas del monasterio paulino y sus magníficos puntos de observación. En cambio, si prefiere explorar pequeños arroyos y cascadas, el valle de Melegmány es el lugar adecuado para ello. Los amantes de los deportes acuáticos deberán visitar los lagos alrededor de Pécs: los de Orfű y Pécs incluso son idóneos para la natación. La ciudad de Orfű cuenta con un parque acuático que se merece una visita, sobre todo por el maravilloso paisaje circundante. 

Los montes de Mecsek del Este y el turismo rural húngaro

Pécsvárad es una pequeña ciudad al pie del monte Zengő donde, además del monasterio benedictino establecido por el rey Esteban –fundador del Estado húngaro–, también merece la pena visitar el castillo. Los montes de Mecsek del Este se conocen como una atracción del turismo rural desde los años 90 del siglo pasado, y ofrecen a los visitantes una amplia gama de vivencias, desde eventos tradicionales hasta diversos museos. La gastronomía de la región también depara algunas sorpresas. Después de la visita a la cascada Ferde en el valle de Óbánya, diríjase al restaurante de trucha para probar el asado de dicho pescado capturado en la localidad. 

‎¡MUÉVETE EN TU ENTORNO COMO UN HÚNGARO!