Magyar Magyar

Kékes

KékesRegión de Eger

Debido a su posición geográfica, Hungría carece de montañas altas y de impresionantes cimas, por lo que no se le considera un paraíso para el esquí. Así, cada invierno, los húngaros viajan a otros países europeos para practicar los deportes de dicha estación. Sin embargo, esto no significa que en el territorio nacional no haya aire de montaña, pintorescas vistas ni pistas de esquí disponibles. 

Si desea buscar los picos más altos del país, diríjase al noreste: los picos más altos se encuentran en la cordillera Mátra, que forma parte de las Montañas del Norte de Hungría. La cordillera incluye Kékes, que se alza 1014 metros sobre el nivel del mar, siendo el pico más alto de Hungría. Ascender al «Monte Everest húngaro» es un deber para todos al menos una vez en la vida, así como pasar las vacaciones en el lago Balaton. Kékes es seguido de Galyatető, de 965 metros de altura, también en Mátra; donde se encuentran 26 de los 100 picos más altos de Hungría.


Durante su excursión, prepárese para el tiempo fresco, porque hasta en verano podrá necesitar un suéter durante su paseo por debajo de la oscura y gruesa bóveda de los bosques de hayas. Los bosques del Kékes se consideran especiales: hay bosques de hayas de montaña alta con microclimas singulares, existentes solo en los picos que superan los 900 metros. En Hungría, solo los verá aquí y en Galyatető.

Aunque la montaña no alcanza los 1500 metros, se puede disfrutar de los efectos beneficiosos del aire de montaña. En 1963, el Kékes fue oficialmente declarado centro de salud climático. En 1932, aquí se construyó el primer sanatorio climático del país. En los años 30 del siglo XX, los esquiadores también descubrieron el área. Aunque es incomparable con los paraísos de esquí europeos, ofrece excelentes posibilidades deportivas para los amantes del esquí y del snowboard.


Para llegar al destino de senderismo desde Budapest en dirección hacia Gyöngyös, hay que tomar la autopista M3 en automóvil o autobús. La carretera sube hasta la cima. En los últimos años, también se han construido ciclovías bien accesibles.

La torre de televisión que se alza en la cumbre, dotada de un bufé y de una plataforma de observación, se puede visitar comprando una entrada. Desde el café circular, podrá acceder a una plataforma de observación abierta para disfrutar del panorama de 360 grados que ofrece el pico más alto de Hungría. Desde la cima, parten rutas de senderismo bidireccionales más breves y largas, a lo largo de las rutas turísticas designadas: una ruta popular, indicada con el color azul, le llevará en descenso a la cercana ciudad de Mátraháza (o, en la otra dirección, podrá ascender desde Mátraháza hasta el pico más alto del país). Otras ciudades de la zona de Mátra: Podrá hacer una caminata a Parád, atravesando el Monte de Csór hacia Galyatető o a través de Mátraháza hacia Mátrafüred. 


El ascenso al Kékes se puede combinar con visitas a los pueblecitos del área: en la región existen algunas pequeñas localidades realmente pintorescas que ofrecen una gran variedad de atracciones y opciones de ocio. Podrá conocer la belleza y tradición de la tierra húngara, con sus encantadoras iglesias y la vida cotidiana de sus aldeas. En el balneario de Bükkszék, podrá experimentar los efectos de las afamadas termas húngaras, mientras que en el castillo de Sirok y en la iglesia circular de Kisnána, construida en la época de la Casa de Árpád, podrá conocer la historia húngara. Asimismo, el Mátra alberga el lago más alto del país en Sástó, el famoso pozo Szent Kút, supuestamente dotado de efectos milagrosos, además de un lugar de peregrinaje en Mátraverebély. La Cascada del Valle de Elena de Parád es el más grande salto de agua natural de Hungría. Incluso, entre las cascadas artificiales, solo es superada por la de Lillafüred. 

‎¡MUÉVETE EN TU ENTORNO COMO UN HÚNGARO!