Magyar Magyar

Aventuras acuáticas en la Transdanubia Meridional: sumérjase en ellas.

El castillo de SiklósSiklósRegión de Pécs

La Transdanubia Meridional no sólo es rica en vinos finos, sino también en preciosas aguas termales. Los balnearios de Harkány y Siklós prometen experiencias inolvidables y son un remedio para muchas dolencias. 

El pintoresco paisaje salpicado por la cadena montañosa de Mecsek esconde tesoros inigualables bajo laderas soleadas y ricos viñedos donde manan las beneficiosas aguas medicinales. Los encantadores baños turcos, los balnearios únicos en toda Europa que se nutren de ellas y los inolvidables parques temáticos encantarán a todos los miembros de la familia, cualquier día del año. 

Tras las huellas del diablo

Dicen que el diablo fue quien hizo brotar la preciosa agua medicinal del manantial de Harkány. El señor del infierno eligió a una chica del pueblo, pero como no llegó a ser suya, se tiró al suelo furioso. En ese lugar, las aguas termales sulfurosas del asentamiento burbujean desde las profundidades, alimentando con insaciable entusiasmo las piscinas del antiguo parque de 13,5 hectáreas del mundialmente famoso Balneario y Spa de Harkány. Deléitese con la despreocupada emoción del deslizamiento, flexione los músculos en la piscina rebosante o relájese en el vapor purificador del mundo de la sauna.  

A los pies del castillo

En un entorno natural único, junto al castillo de Siklós, el conocido balneario termal de la ciudad aguarda a los amantes del baño con un impresionante diseño interior que crea una atmósfera realmente especial en el espejo de la superficie del agua. Con casi 5000 metros cuadrados de espacio, hay sitio para todo lo que necesita para recargar las pilas: piscinas termales y frías, piscinas infantiles y de experiencias, saunas finlandesa y rusa, cabinas de aromas e incluso una cueva de sal. Todo ello con los beneficios del agua termal.  

Inspirado por la naturaleza

Además del inolvidable mundo del baño, la fuerza ancestral del Danubio, el Drava y el Mura también ofrecen numerosas experiencias. Merece la pena madrugar para ir a pescar o dar un paseo en barco al amanecer. Si el día está despejado, visite la mayor cascada de Mecsek, en el valle de Petnyak, y remate la jornada con un asado de trucha en plancha de hierro a orillas de los lagos de Óbánya. 

¡MUÉVETE EN TU ENTORNO COMO UN HÚNGARO!

label.szechenyi-2020-logo