Magyar Magyar

El Palacio Széchenyi, Nagycenk

El Palacio SzéchenyNagycenkRegión de Sopron

Nagycenk se encuentra en la parte noroeste de Hungría, en las inmediaciones de la frontera con Austria, donde se encuentra el Palacio Széchenyi. El palacio rodeado por un gran parque fue el hogar de la famosa familia Széchenyi: numerosos antepasados de esta familia noble fueron figuras determinantes de la historia de Hungría. El más famoso de ellos fue István Széchenyi, quien hizo mucho por el desarrollo de Hungría, por lo que se ganó el título de “el más grande de ...

Más información

Fue el padre de István Széchenyi, Ferenc Széchényi, quien convirtió la finca de Nagycenk en la residencia permanente de la familia. En 1783, Ferenc Széchenyi y su esposa se mudaron al palacio originalmente construido en estilo barroco, adonde llevaron también su rica colección de arte y su biblioteca. Originalmente, las obras de reconstrucción incluían construir un edificio de dos pisos, pero Ferenc Széchényi lo consideró demasiado ostentoso; por ello, encargó a otro arquitecto húngaro hacer los nuevos planos; así se construyó el edificio del palacio de estilo clasicista en 1799. De sus tres hijos, Ferenc Széchényi dejó como herencia a István el palacio con toda la finca y otras seis localidades. El joven Széchenyi visitó varias grandes ciudades europeas; durante su viaje de estudios visitó Múnich, París y Londres, entre otras: a partir de las experiencias y vivencias aquí reunidas, inició numerosas medidas nacionales, impulsando así la creación de la Hungría moderna. 

El palacio contaba con varios muebles modernos en su época: en el edificio se construyó un baño entonces poco común, equipado incluso con inodoro de cisterna, y se instaló iluminación de gas en las habitaciones. La construcción del palacio se terminó por completo después de la muerte de István Széchenyi: tras la muerte del conde en 1860, su hijo, Béla, supervisó la construcción de la casa de las flores. El edificio fue dañado por los bombardeos ingleses de 1944, y en las décadas siguientes el estado del palacete se deterioró rápidamente. 

 


A lo largo de los siglos, el palacio fue objeto de varias obras de restauración. Tras la restauración, en 1973 se inauguró el Museo Conmemorativo István Széchenyi entre los muros del castillo. La exposición permanente da a conocer la vida cotidiana de la familia Széchenyi y presenta los acontecimientos más importantes de la vida de István Széchenyi y sus objetos favoritos. Por ejemplo, se puede ver la pintura en miniatura que representa a la esposa de Széchenyi, que el conde siempre llevaba con él, y también podemos admirar un busto de mármol del conde, modelado poco antes de su muerte. En el ala oriental del palacio, donde antiguamente se guardaban los caballos de los condes, hoy día aguarda a los visitantes una exhibición de coches y carruajes tirados a caballo.  

 


El Palacete Széchenyi de Nagycenk fue declarado monumento nacional en 2016. En Nagycenk, en el jardín del cementerio de la iglesia parroquial, también merece la pena visitar el mausoleo de la familia Széchenyi construido en estilo clasicista, que se ha convertido en un lugar histórico de peregrinación. 
 

‎¡MUÉVETE EN TU ENTORNO COMO UN HÚNGARO!