Magyar Magyar

Exploración del mundo subterráneo

Cueva Anna LillafüredRegión de Eger

También merece la pena visitar las cuevas de la zona, porque en ellas se pueden encontrar auténticos tesoros. En Lillafüred, podrá ver, entre otras cosas, singulares partes de plantas incrustadas en cal únicas en el mundo, espectaculares formaciones de solución calcáreas y hermosas estalactitas.

Cueva Anna

En el mundo, sólo hay unas pocas de cuevas de toba caliza como esta, descubierta a principios del siglo XIX. En el jardín colgante del hotel palacio, la cal disuelta en el manantial kárstico del arroyo Szinva a lo largo de 150-200 mil años ha cubierto completamente la vegetación circundante. Las cavidades de la cueva se formaron con el agua de los manantiales que se abrieron paso junto a la cascada de Szinva. Aquí podrá ver curiosidades como las raíces incrustadas en cal o las huellas de hojas que casi parecen encajes. Y no se alarme si ve murciélagos sobrevolando, son los representantes más importantes de la fauna rupestre.  

Cueva de San Esteban

La cueva que se abre en Lillafüred está muy protegida, por favor, cuídela usted también. Es una cueva manantial intermitente formada por agua kárstica y está abierta a los visitantes desde 1931. Sus pasajes tienen más de un kilómetro y medio de longitud, pero el tramo abierto al público es de tan solo 170 metros, que se pueden recorrer con visitas guiadas de ida y vuelta de 30 minutos. Pero crea que aun así vale la pena. Además de las singulares formaciones de solución calcárea, las hermosas estalactitas harán que su experiencia sea inolvidable.  

Cueva Szeleta

Es el yacimiento rupestre prehistórico más importante de Hungría. La entrada de la cueva se encuentra en la ladera de la colina Szeleta-tető (techo de Szeleta). Aquí se han llevado a cabo importantes investigaciones y excavaciones que han sacado a la luz una gran cantidad de restos de animales de la Edad de Hielo y herramientas de piedra paleolíticas. El Estado la puso bajo protección arqueológica en 1951 y, posteriormente, la declaró Zona Especialmente Protegida, pero aún hoy día la Cueva Szeleta puede visitarse libremente, tan solo necesitará una linterna. 

‎¡MUÉVETE EN TU ENTORNO COMO UN HÚNGARO!

label.szechenyi-2020-logo