español
Magyar

Innumerables bellezas concentradas en un entorno de cuento de hadas: la pintoresca Lillafüred 


Lillafüred 
Región de Eger

Si busca un destino en Hungría, le recomendamos de corazón visitar Lillafüred, donde el único «desafío» que se le planteará es poner en orden de preferencia los maravillosos atractivos que este lugar muestra. Diríjase a los montes Bükk, visite Lillafüred 

Lillafüred – ¿De dónde viene su nombre?



Aunque Lillafüred, desde el punto de vista administrativo pertenece a la ciudad de Miskolc, en realidad se encuentra a unos 15 km de la ciudad. Esta auténtica joya se encuentra en el extremo oriental de los montes Bükk, donde convergen los valles del Garadna y Szinva, a orillas del lago Hámori, rodeada de mágicos bosques de hayas. Lillafüred fue declarada lugar de vacaciones en 1892 a propuesta del entonces ministro de agricultura, el conde András Bethlen. Cuenta la leyenda que el lugar recibió su nombre de la sobrina del conde, Isabel Vay, apodada Lilla.  

Lugares de interés en Lillafüred: cosas que no debe perderse:

Lillafüred ofrece tantos lugares de interés y actividades maravillosas que resulta difícil elegir por cuál empezar. No se pierda visitar los siguientes lugares durante su viaje a Lillafüred:


Hotel Palacio:

El edificio de estilo neorrenacentista se construyó entre 1927 y 1930 a orillas del lago Hámori. Desde entonces, el hotel ha sido renovado y se ha convertido en un edificio realmente impresionante. No deje de pasear hasta el edificio del Hotel Palacio, incluso si no desea alojarse allí. Por un lado, porque podrá dar una vuelta alrededor del edificio que es precioso por fuera también y, por otro, porque el Salón Matías, decorado con enormes vitrales, funciona como un restaurante renacentista donde podrá probar platos realmente deliciosos.

 


La cascada y el jardín colgante:

El Hotel Palacio se construyó en la cima de una colina empinada reforzada con muros de contención, y se estableció una red de paseos en los que podrá admirar rarezas botánicas. Desde allí, podrá llegar a la cueva Anna y a la estatua de uno de los poetas más conocidos de Hungría, Attila József, que en este lugar escribió su conocido poema Oda. Es allí también donde se puede admirar la cascada de 20 metros de altura, a través de la cual el arroyo Szinva desemboca en el lago Hámori. 



La cueva de Anna:

En todo el mundo existen tan solo unas pocas cuevas de travertino, en las que no es el agua la que perfora la cueva, sino que la cal que se disuelve del arroyo se deposita gradualmente, conformando así las paredes de la cueva. La cueva Anna es una cueva de esta índole, en la cual –en el marco de una visita guiada de aproximadamente media hora de duración– podrá admirar curiosidades como la formación en forma de corazón en el Salón del Corazón de Jesús o la formación llamada el Manzano de Eva, que realmente parece ser un árbol vivo. 

 


La cueva de San Esteban:

Esta cueva fue formada por aguas kársticas que ingresan a las profundidades a través de los sumideros de la Gran Meseta de los montes Bükk. Podrá descubrir pasillos ricos en variadas estalactitas, con formaciones singulares como la Sala de la Cúpula o la Cascada Congelada.

 


El lago Hámori:

El lago Hámori se recomienda, sobre todo, a los amantes de la pesca deportiva, pero también es un destino idóneo para quienes gusten de remar o montar en bicicleta acuática. La belleza del lago y sus alrededores es simplemente encantadora.



La roca del Molinero:

Existe una leyenda bastante triste acerca de esta roca situada en un lado del valle Hámori que narra que un señor le pidió la mano a la hija de un molinero, a la cual un joven molinero ya le había robado el corazón. Así, los amantes no pudieron juntar sus vidas y prefirieron lanzarse al precipicio. De ahí el nombre de la roca: la roca del Molinero.

 


Tren de vía estrecha de Lillafüred:

Este tren de vía estrecha es muy popular entre las familias y las parejas, ya que recorre una de las rutas más hermosas de Hungría, desde Miskolc hasta el valle del Garadna. En el edificio de la estación de Lillafüred, se halla una pequeña exposición que narra la historia del ferrocarril.

 


Parque deportivo y de aventuras de Lillafüred:

Para aquellos que prefieren pasar sus vacaciones de forma activa, este parque de aventuras será una elección acertada. Hay una pista de combate de láser, una tirolina de gran altitud, un campo de Segway, una pista de patinaje sobre ruedas, un parque infantil temático, una cancha de streetball y poolball, así como una encantadora zona de pícnic.



Una cosa es indiscutible: cualquiera que sea la forma de entretenimiento que busque, activa o pasiva, la pintoresca Lillafüred será una elección acertada. ¡Viaje a los montes Bükk!

‎¡MUÉVETE EN TU ENTORNO COMO UN HÚNGARO!