Magyar Magyar

Festivales en torno al lago Balaton

Balaton

Cuando visite la zona del lago Balaton, no sólo podrá disfrutar del paisaje y las aguas cristalinas, ya que la región del lago también alberga numerosos festivales de música y arte en directo, un mundo lleno de color en el que una vez todo el mundo debería sumergirse. 

Los festivales que aquí se organizan atraen al mar húngaro no sólo a los lugareños, sino también a visitantes de todo el mundo, con programas de gran calidad. Suelen sentirse atraídos por los tres festivales más populares, el vibrante Balaton Sound, la experiencia artística integral del Valle de las Artes y el singular Paloznak Jazz Picnic.

Balaton Sound: el Canaán de la música electrónica

Balaton Sound es uno de los mayores festivales de música electrónica de Europa Central, que atrae a decenas de miles de visitantes cada año. El festival ya ha atraído a disc-jockeys de fama mundial y a artistas que representan la flor y nata de la música electrónica: los legendarios Martin Garrix, David Guetta, Tiësto, Disclosure y Marshmello ya han pasado por aquí. El festival también se dirige a los amantes del rap y el hip-hop, prestando especial atención en presentar a los talentos emergentes. La variedad de la oferta musical permite a cada uno encontrar su propio estilo y divertirse en un concierto de su artista favorito en una calurosa noche de verano. 

 

El recinto del festival también confiere al Balaton Sound un ambiente único: Los visitantes de Zamárdi pueden disfrutar de la playa y los deportes acuáticos durante el día, y enloquecerse frente a los gigantescos escenarios por la noche. Las zonas del festival suelen incluir áreas temáticas, como la popular zona chill-out, el escenario acuático o escenarios decorativos especiales, que hacen que la experiencia Sound sea aún más única.

El Valle de las Artes: un festival multicultural sin igual.

La historia del Valle de las Artes es como un cuento de hadas: El compositor István Márta, ganador del Premio Erkel, descubrió el pueblo de Kapolcs por casualidad, pero enseguida quedó cautivado por la belleza paisajística de la zona y decidió comprar allí un molino de agua. La compra del molino fracasó, pero consiguió adquirir una vieja casa y se implicó en la vida cultural de la comunidad local, probablemente sin imaginar entonces que su iniciativa daría lugar a un festival multicultural que décadas más tarde se convertiría en lugar de peregrinación de culto para los amantes del arte. La característica más importante del Valle de las Artes es su diversidad y variedad: aquí conviven el arte moderno, la música, el teatro y el arte performance. Podemos decir que el Valle de las Artes es un lugar donde las posibilidades ilimitadas de la creatividad se encuentran y brotan a la superficie.

 

Una característica especial del Valle de las Artes es que el festival se comparte entre los distintos pueblos vecinos. Esto significa que los visitantes pueden explorar el colorido paisaje y la belleza natural, al tiempo que disfrutan de actividades culturales en diferentes lugares y espacios. Esto supone una experiencia única, ya que cada lugar tiene su propio ambiente y encanto, y hace que la experiencia sea similar a la de un campamento de verano. Otro atractivo del Festival del Valle de las Artes es la implicación activa del público en los programas: los visitantes pueden participar en talleres, cursillos y actuaciones interactivas, donde pueden desarrollar sus habilidades creativas y compartir el poder liberador de la creación colaborativa. 

Paloznak Jazz Picnic: la fusión perfecta de música ligera y experiencias gastronómicas

El Picnic de Jazz de Paloznak atrae a los amantes de la música ligera con la promesa de un viaje musical mágico, y no es exagerado decir que nunca defrauda. Al entrar en el recinto del festival, uno se siente atrapado por la fuerza palpitante del jazz: caminando por los pequeños senderos entre los árboles, se oye desde lejos la amalgama de voces humanas y melodías instrumentales, y también se puede saborear el anticipo de la increíble atmósfera que impregna todo el lugar y encanta a los visitantes. Las improvisaciones, los ritmos y las virtuosas interpretaciones crean momentos de euforia que los participantes recordarán para siempre. El festival ofrece una colorida gama de estilos de jazz, para que los visitantes puedan experimentar la elegancia del jazz tradicional, los enérgicos compases del bebop o los sensuales ritmos del jazz latino.

 

El Paloznak Jazz Picnic crea un ambiente familiar en el que los participantes pueden conocer fácilmente a otros aficionados al jazz o a los propios artistas. El carácter al aire libre del acto permite encuentros más directos e interacciones con los músicos. A este ambiente informal contribuye también el marco especial del festival: como sugiere el nombre de "picnic de jazz", la combinación de experiencias gastronómicas y culturales es un aspecto importante de la organización del festival. Por eso, mientras se escucha música jazz, se recomienda degustar las deliciosas especialidades gastronómicas: los bares y restaurantes ofrecen vinos y delicias culinarias de la región del lago Balaton, pero, por supuesto, los amantes de la cocina tradicional húngara e internacional también encontrarán sus favoritos. 

‎¡MUÉVETE EN TU ENTORNO COMO UN HÚNGARO!