Loading...
Magyar Magyar

Un bocado de Hungría: regalos para los amantes de la gastronomía

A lo largo de los siglos, la gastronomía húngara se ha beneficiado de las tradiciones culinarias de muchas naciones. Así, si degusta con atención, podrá descubrir la cocina alemana o turca en los platos principales y las influencias austriacas y francesas en los postres. Sería un pecado perderse las especialidades de la gastronomía húngara, por lo que recomendamos los siguientes productos que presentan la gastronomía húngara de forma realmente auténtica.

Mermeladas, siropes y compotas

La tradición de hacer mermelada se remonta a siglos atrás en Hungría. La mermelada de ciruela y albaricoque es un ingrediente esencial en platos emblemáticos como las migas imperiales (Kaiserschmarrn) y los panqueques. En la oferta de los productores figuran ahora ciertas combinaciones de frutas realmente interesantes. Algunos productores ofrecen verdaderas curiosidades: pruebe la mermelada de semillas de amapola, el sirope de hierba de limón o la divina compota de membrillo. 

Siropes

Pimentón

La cocina húngara se caracteriza por una variedad de especias inconfundibles, como la pimienta, el eneldo, el orégano, el tomillo, el romero y la canela. Pero la más común es claramente el pimentón rojo, del que se utilizan regularmente tanto las variedades dulces como las picantes. Algunos productores se orientan a los aficionados a los sabores picantes, y muchos de ellos cuentan con prestigiosos premios internacionales. Diversas variedades de cremas de pimiento van bien con carnes asadas y platos de pasta, y los chutneys gourmet invitan también a un auténtico viaje culinario.

Pimentón

Aceites y vinagres

Los aceites prensados en frío y las harinas y cremas de semillas se basan en algunos ingredientes clásicos como la linaza, las semillas de calabaza y las nueces. Pero no faltan las especialidades: también se pueden degustar productos elaborados con semillas de cardo mariano, semillas de pimiento y cajas de degustación gourmet. La gastronomía húngara también se caracteriza por el uso de diversos vinagres. La región vinícola de Tokaj, que también figura en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO, no sólo ofrece excelentes bebidas alcohólicas, sino también magníficos vinagres de vino para los amantes de la gastronomía. Los vinagres se envejecen en barricas de roble durante al menos 4-6 meses, por eso son tan ricos en aroma.

Aceites

Bebidas alcohólicas

Cuando hablamos de la cocina húngara, no podemos obviar los distintos vinos y licores. Gracias al clima y al entorno, la oferta abarca desde los vinos ligeros y frescos hasta las versiones con mucho cuerpo y alta graduación de alcohol.

 

De todas las bebidas espirituosas, el pálinka es la de mayor tradición, un aguardiente 100% natural de gran calidad que conserva el sabor de los magníficos frutos del paisaje húngaro. La ciruela de Szatmár, el melocotón de Kecskemét, la ciruela de Békés o la manzana de Szabolcs y el aguardiente que se elabora con ellos se han hecho mundialmente famosos.

El pálinka

Chocolate

Qué mejor manera de terminar un viaje gastronómico que con dulces de primera calidad. Además de los pasteles cremosos y espumosos de la cocina húngara, cabe destacar asimismo los chocolates artesanales. En Sopron, se encuentra el primer y único taller de chocolate con sala de degustación en el país. Sus galardonadas delicias también presentan emocionantes combinaciones de sabores e ingredientes especiales como la remolacha, el chile y las setas. 

Chocolate

‎¡MUÉVETE EN TU ENTORNO COMO UN HÚNGARO!