Magyar Magyar

Valle de Szalajka, Szilvásvárad

SzilvásváradRegión de Eger

El valle de Szalajka, ubicado a dos horas en coche al este de la capital, es uno de los destinos de excursión más populares en la región de Bükk. Además del canto de los pájaros, el aire puro, el arroyo de montaña de aguas cristalinas, árboles centenarios protegidos, lagos forestales, cascadas y truchas y un acogedor tren de vía estrecha esperan aquí a los que quieran regenerarse.

Su popularidad se debe, principalmente, a su entorno natural único, excelente accesibilidad e infraestructura, el pequeño tren de vía estrecha, programas para niños y familias y abundantes establecimientos de restauración. La especialidad local es la trucha ahumada frita. Los manantiales del arroyo Szalajka son típicos manantiales kársticos de gran caudal que brotan a la superficie desde una cueva de estalactitas.

Las truchas llevan mucho tiempo viviendo en el arroyo, en su hábitat natural y, para reproducirlas, se han creado algunos estanques de piscicultura. La cría de truchas en el valle data de hace unos 100 años. Además, solo hay un criadero de truchas similar en Bükk, cerca de Lillafüred. La clásica caminata por el valle de Szalajka comienza con un viaje en el pequeño tren de vía estrecha y, luego, después de visitar la cascada Fátyol (velo) en la terminal, podrá caminar de regreso a un ritmo cómodo hasta la entrada del valle.

El tren de vía estrecha más transitado del país funciona todos los días en verano y circula casi cada hora hasta las 6 p.m. El tren sale de la estación Fatelep, a la entrada del valle de Szalajka. La línea tiene 4,5 kilómetros de longitud y la terminal está en el prado Gloriette, donde se encuentra la famosa cascada Fátyol. El ferrocarril forestal de vía estrecha a vapor comenzó a funcionar en 1908.

En la década de 1930, la línea de casi 30 kilómetros de longitud se utilizaba principalmente para transportar madera y piedra caliza. Subiendo desde el prado de la terminal, se llega al fabuloso lago Superior, que cierra el valle. Casi la mitad de la romántica vegetación silvestre del bosque del valle está formada por carpes y un tercio de hayas. Durante las caminatas, el excursionista atento también podrá relajarse a la sombra de robles comunes y robles cabelludos que se elevan hacia el cielo.

Los más atrevidos podrán subir a la cueva del hombre prehistórico, en el monte Istállós-kő, por un sendero sinuoso a la izquierda del lago. Es un sendero extremadamente empinado y peligrosamente resbaladizo en tiempos de lluvia que parte del manantial de Szalajka. ¡Solo se recomienda a excursionistas experimentados! En el cómodo camino de regreso desde el lago Superior, pronto podrá admirar la emblemática belleza natural del valle: la cascada Fátyol, que desciende por las escaleras de toba caliza.

Posteriormente, en el Museo Forestal al aire libre bellamente renovado, podrá familiarizarse con el trabajo y el estilo de vida de los profesionales forestales. La exposición evoca antiguas actividades forestales, en muchos lugares, también de forma interactiva. El Museo Forestal al aire libre es de visita gratuita, y es un programa muy divertido y emocionante también para los niños.

Continuando por el valle, pronto verá el manantial de la Roca, que brota de una roca vertical y ofrece una vista realmente impresionante. Paseando junto al Pequeño Lago, en unos minutos pasará por el criadero de truchas a la derecha del camino, donde también encontrará un ahumador de truchas. Aquí podrá degustar el típico manjar del valle de Szalajka. Rodeando el lago más grande del valle, llegará al Museo Forestal. Un poco más abajo, a la derecha del camino, se encuentra la muestra de la vida salvaje, cuyos principales atractivos son los muflones y los gamos introducidos en Hungría en la década de 1880.

Al regresar a la entrada del valle, los excursionistas que ya se han calentado con la caminata podrán satisfacer su necesidad de quemar energías probando las pistas de cuerda del parque de aventuras extremas o la pista de trineo. Además, la pista de trineo está abierta todo el año. ¡Relájese activamente, disfrute de la pureza del bosque húngaro, de la vista y los sabores de la naturaleza!

‎¡MUÉVETE EN TU ENTORNO COMO UN HÚNGARO!