español
Magyar

Región Vinícola de la Alta Hungría


Eger
Región de Eger

La singularidad de la región vinícola de la Alta Hungría es que las plantaciones suelen estar ubicadas a una altura de 200-300 metros, en una meseta alta o en la ladera de las montañas, y la vid en la ladera de la colina Nagy-Eged se cultiva a una altura de 500 metros. En consecuencia, el clima de la región vinícola está influenciado por la Cordillera Septentrional, que la protege de los fuertes vientos. Se caracteriza por suelos montañosos como toba ...

Más información

Viajando desde Budapest hacia el noreste, en la parte sur de la cordillera de Mátra, se encuentra la zona vinícola de Mátra. Ya en la Edad Media, en los viñedos de las laderas de la montaña protegidos por el norte había una importante producción de vino.

Por su inmejorable panorama, merece la pena pasar el tiempo entre los viñedos que crecen en la vertiente sur de Mátra, ya que nuestra cordillera más alta es al mismo tiempo la zona vinícola más alta de Hungría. Y no se pierda una cata de vinos, pues el suelo rico en nutrientes y la gran cantidad de luz solar dan como resultado agradables vinos frescos, afrutados y suaves. 

Los vinos de gran calidad se elaboran a partir de las siguientes variedades blancas: Riesling italiano, leányka, Ottonel moscatel, szürkebarát (Pinot gris), Sauvignon Blanc y Chardonnay. Dejando la cordillera de Mátra en dirección al este, a una hora y media en coche de la capital, llegará a la zona vinícola de Eger. Es imposible aburrirse por esta zona, ya que además de excelentes vinos y la oferta gastronómica, la tradición cultural de la ciudad, el patrimonio construido y la belleza natural ofrecen numerosas experiencias.

En la zona vinícola, también hay bodegas de 400 años, entre las que la más interesante es el sistema de bodegas del obispado. El laberinto de bodegas de Eger se puede recorrer en una visita guiada; es como una ciudad debajo de la ciudad. Según una leyenda de Eger, durante la expansión turca, el coraje de los defensores del castillo fue fortalecido por el vino tinto local. El vino icónico de la zona es el Sangre de Toro de Eger, que se elabora a partir del maridaje de al menos tres variedades de vid, en mayor cantidad de franco azul, además de variedades de uva azul locales e internacionales. El Estrella de Eger ‒como el Sangre de Toro‒ es un maridaje a base de variedades de vid nacionales, un vino blanco afrutado y fácil de consumir.  

Hoy día, las mejores bodegas de la zona se encuentran en Eger y en los pueblos vecinos, pero, si dispone de solo un día para explorar los vinos locales, es recomendable visitar el Valle de Szépasszony (Bella Dama) en constante renovación, que es un auténtico lugar de encuentro para degustar vinos con la presencia de numerosos productores de la más alta calidad. Los amantes de la naturaleza deberán hacer una peregrinación a la montaña Nagy-Eged, al noreste de Eger, donde se encuentra uno de los viñedos más altos de Europa.

Entre Eger y Miskolc, en la ladera de la colina, en Bükkalja, crecen las vides de la zona vinícola de Bükk. Bükkalja se encuentra en la ladera sur de las montañas, que también recibe el apodo de “falda de la montaña”. Está ubicada sobre una colina y una meseta, en un área equilibrada y protegida del viento que mantiene un microclima más templado para las plantaciones. Los vinos de Bükk se caracterizan por una ligera frescura, viva acidez, riqueza de sabor y aroma que es el mérito del llamado “suelo linfático”.

Sus vinos tintos con ácidos pronunciados son ligeros y maduran en barricas de madera en pocos meses. En los característicos blancos, se descubre el carácter afrutado, el olor y sabor a manzana, ciruela y cítricos. Es característico de Bükkalja que las bodegas fueron talladas en toba de riolita local y los vinos se almacenaron aquí. Una singularidad de estas bodegas es que, a menudo, fueron decoradas con motivos populares por maestros canteros. Aquí se cultiva la vid para vino blanco en su mayoría: Riesling italiano, leányka, chardonnay y cserszegi fűszeres. Además, se elabora vino tinto a partir de las variedades kékfrankos (franco azul) y Turán. 

‎¡MUÉVETE EN TU ENTORNO COMO UN HÚNGARO!