Magyar Magyar

Valle de Krishna - donde cuerpo y alma pueden descansar

SomogyvámosBalaton

¿Se pregunta qué valores y experiencias puede aportarle una aldea Krishna? Visite el Centro Cultural Hindú y la Biogranja en las afueras de Somogyvámos, que también es un lugar apasionante para los que no rinden culto a Krishna. Podrá apuntarse a un taller de jardinería o meditación, o incluso participar en un entrañable festival hindú.

El valle de Krishna alberga la mayor y más organizada ecocomunidad de Hungría e incluso de Europa Central que, desde 1993, es un pequeño "mundo especial" en desarrollo en una superficie de casi 300 hectáreas. Ese ambiente, mezcla única de tradiciones húngaras e hindúes, sólo puede vivirse allí. Un arroyo borboteante, edificios de meditación, una escuela para los niños de la zona, un huerto ecológico, un colorido templo, un ambiente oriental... ¿le gustaría probarlo? 

Un Jardín del Edén de la nada

Somogyvámos, el pueblo abandonado sin salida, que durante mucho tiempo no se salvó de la destrucción ni siquiera por la proximidad de Fonyód y el lago Balaton, se convirtió finalmente en el lugar donde un sueño se hizo realidad. Desde el principio, los devotos de Krishna que se trasladaron aquí trabajaron para salvar y restablecer el hábitat natural. Han plantado miles de árboles, han introducido la agricultura ecológica y mejorado el suelo, de modo que hoy existe un jardín botánico con más de 950 especies de árboles y arbustos, y con muchas especies de aves protegidas. 

Un lugar de paz y desarrollo espiritual

Con el ideal de la autosostenibilidad en mente, los devotos de Krishna colaboran con técnicas tradicionales para cultivar frutas y verduras; los habitantes del valle son vegetarianos estrictos. Además, el valle de Krishna no está conectado a la red eléctrica nacional: la electricidad necesaria para los hogares y oficinas se genera mediante paneles solares y molinos de viento. El suministro de agua de la comunidad procede de pozos situados junto a las casas, así como de un pozo común de 330 metros de profundidad. Los hogares utilizan detergentes ecológicos para lavar, como el vinagre y la sosa. En una bodega de 150 m², pueden almacenar alimentos para los meses de invierno: utilizan antiguos métodos de conservación y deshidratación, sin añadir conservantes. El Santuario de las Vacas, Gosala, alberga el rebaño del valle de Krishna, que incluye ganado manchado húngaro, gris tirolés y cebú hindú, y los animales proporcionan queso fresco y mantequilla (así como miel, siropes y mermeladas que allí se producen), que el visitante también puede comprar. También se puede visitar la zona en constante evolución para ver los aperos de labranza tradicionales.

Tres días de celebración

El templo védico del valle es un lugar de peregrinación de renombre internacional para los devotos de Krishna, ya que la fe y la espiritualidad son el motor de toda la comunidad. Además de los peregrinos, entre 25 000 y 30 000 turistas visitan anualmente esta instalación única abierta durante todo el año y se familiarizan con la filosofía de vida de sus habitantes. Si lo solicita, un guía le mostrará la zona; y no se pierda el restaurante vegetariano local. Todos los años, el mayor evento de bienvenida es el Festival, de tres días de duración, en el que se puede visitar el jardín, la granja, la aldea ecológica, el templo, y todo un día de representaciones teatrales, una muestra de la cultura y el estilo de vida locales.

‎¡MUÉVETE EN TU ENTORNO COMO UN HÚNGARO!