Magyar Magyar

13 emocionantes museos para niños en Hungría: porque los museos no son solo para los adultos

Centro de Experiencias Científicas Agora, Debrecen DebrecenDebrecen y sus alrededores

La mayoría de los museos tienen algún tipo de programa juvenil o educativo. Así, desde el MÜPA (Palacio de las Artes) hasta el Museo Nacional, desde el Museo de Historia de Budapest hasta el Teatro Nacional, hay muchos lugares que tienen programas para los niños. He aquí algunos de ellos, con especial atención a los pequeños.

Museos de ciencias y educación

El Palacio de las Maravillas



Más de 250 juegos interactivos esperan a los niños que quieran aprender sobre ciencia y tecnología en el Palacio de las Maravillas de la Plaza Kolosy. También hay un taller de ciencias en el que podrán aprender de forma lúdica, cómo se manifiesta la ciencia en la naturaleza. El Pabellón de los Científicos ofrece detalles fascinantes sobre el trabajo y la vida de los científicos. En un mundo de atracciones y repulsiones, podrán entender la naturaleza del magnetismo. El huerto de manzanos de Newton les guiará al mundo de la gravedad. Podrán entrar en el Jardín de las Ilusiones, donde no creerán a sus ojos, mientras aprenden mucho de la percepción. En la Estación Espacial, podrán conocer los secretos del espacio. La Parada Lógica pondrá a prueba su capacidad intelectual y deductiva. Conocerán su memoria visual, su capacidad de resolución de problemas y de concentración. A partir de 12 años, los niños podrán aprender sobre el nacimiento y la concepción en una exposición. En la sala Öveges, podrán participar en demostraciones experimentales. También hay salas de escape y proyecciones experienciales.



Futura – Mosonmagyaróvár



Una casa de juegos científicos que guía a los niños por diferentes áreas de la ciencia a través de los cuatro elementos básicos. En el nivel del agua, podrán utilizar una pistola de agua para disparar una bola hacia arriba por una pendiente, crear una cascada y generar electricidad con diferentes ruedas hidráulicas. También aprenderán un poco los vórtices y descubrir para qué sirve el tornillo de Arquímedes. El nivel de la tierra ilustra las leyes físicas más importantes, los tipos de rocas y suelos, el paisaje y la fauna de Szigetköz. También tendrán a su disposición un arenero inteligente. En el nivel del aire, podrán estudiar el tiempo y los fenómenos atmosféricos, cómo el viento moldea la naturaleza y cómo funcionan las turbinas eólicas. Relámpagos, alta tensión y, finalmente, una verdadera prueba de valor: cruzar un puente colgante. Por último, podrán probar lo que es ser un meteorólogo. En el nivel del fuego, encontrarán aparatos de curiosidades e ilusiones ópticas y fenómenos luminosos, y también podrán poner a prueba su sentido del equilibrio o su memoria. En este fantástico edificio, se celebran diariamente varias conferencias de astronomía y espectaculares experimentos.



Laboratorio Varázstér (Espacio mágico) – Pécs



En el Laboratorio y el espacio interactivo del barrio Zsolnay, podrán experimentar libremente con equipos que no solo no se prohíbe tocar, sino que es casi obligatorio probarlos. Podrán jugar con numerosos aparatos interesantes, como un simulador de avión, una bola de plasma creada por el transformador de Tesla y experimentar con nitrógeno líquido en una especie de clase mágica. En la sala de la luz, conocerán el mundo de la física. El complejo también incluye un planetario con programas para varias generaciones.



Mobilis – Győr



En el espacio de exposición interactiva local, podrán probar cerca de 70 dispositivos lúdicos, desde túneles de viento hasta laberintos de espejos y carrocerías aerodinámicas. También encontrarán aquí impresionantes demonstraciones experimentales. En el Centro de Experiencias Digitales, podrán conocer la impresión 3D, las posibilidades del mundo extendido y virtual, la tecnología móvil, la robótica e incluso ver humanoides. Los que quieran crear, podrán hacer animaciones o participar en una escena filmada en el Bluebox Studio.



Centro de Experiencias Científicas Agora, Debrecen



En el moderno edificio de tres plantas, podrán explorar en los laboratorios los misterios de la física, la química, la biología médica, la hidrobiología, la botánica, la ecología y la robótica o estudiar los fenómenos celestes en el observatorio. En la zona de exposiciones, podrán probar más de 40 juegos científicos y herramientas interactivas. Conocerán al perro del profesor Öveges, resolverán los misterios de muchas ilusiones y pondrán a prueba sus reflejos o intentarán encontrar la salida del aparentemente interminable Laberinto de los Espejos. 

Museos temáticos para niños

Museo Literario de Petőfi (PIM)



El PIM del Palacio Károlyi ofrece un programa continuo de educación museística, que es recomendable visitar también con niños a partir de la edad de la primaria, ya que los introduce en la literatura húngara clásica y contemporánea y en sus destacados representantes. En el museo, varias veces al año organizan jornadas familiares temáticas vinculadas a las fiestas nacionales o a las exposiciones en curso, así como estupendas sesiones educativas de fin de semana. También han organizado un Laboratorio Literario de Guijarros Sabios y un taller para examinar los fenómenos científicos, técnicos, biológicos o fenómenos artísticos en obras literarias. Además, estos talleres se desarrollan en un espacio emocionante, moderno, flexible y muy lúdico también para los adultos.



Minipolisz



Situado en el centro de Budapest, en la calle Király, Minipolisz es el lugar donde los niños pueden asumir el papel de adultos por unas horas. Los niños de 3 a 12 años podrán probar todo tipo de ocupaciones, situaciones y actividades en una ciudad en miniatura, adaptada a su tamaño, que normalmente solo realizan sus padres. También realizarán trabajos que no les están permitidos en la vida cotidiana, como el de dependiente, cajero, cartero, gruista, banquero, florista, mecánico de coches o policía, en condiciones de seguridad. Con la ayuda de los maestros de juego del lugar, aprenderán qué hacer si detectan un incendio, cómo desplazarse, recoger la basura de manera selectiva o hacer la compra por sí mismos.



Museo del Chocolate en Árpádföld



En el Museo del Chocolate situado en el distrito XVI de Budapest, se puede degustar todo tipo de chocolates. El edificio, conocido por muchos como el Palacio del Chocolate, se construyó en 1902 como pabellón de caza de la nobleza, y sólo más de un siglo después se convirtió en museo, según la visión de su fundador, Elemér Farkas. Él restauró tanto el edificio, como el parque. En el museo, podrán admirar utensilios centenarios de elaboración del chocolate y la chocolatería, así como los magistrales envases de las grandes fábricas de chocolate. Incluso, podrán preparar su propio chocolate y comérselo mientras ven un corto que les ayudará a conocer la historia del chocolate. ¿Necesita algo más para un feliz Día del Niño? 

Museos temáticos del transporte

Parque Histórico del Ferrocarril Húngaro



Es uno de los mayores museos al aire libre de la historia del ferrocarril y el primer parque interactivo del ferrocarril en Europa. Aquí están aparcados más de 100 vehículos antiguos, cincuenta de ellos locomotoras raras, y el resto son otros tipos de vehículos ferroviarios: vagones, dresinas, coches de medición y otras singularidades, de las que se han recogido las más bellas y valiosas. El parque, de 70 000 metros cuadrados recorre el desarrollo del ferrocarril desde la década de 1870 hasta la actualidad. La mayoría de los vehículos siguen funcionando y se pueden ver en funcionamiento y conducirlos ocasionalmente en eventos del parque. Los vehículos se utilizan regularmente como trenes nostálgicos tanto en el país como en el extranjero.



Museo del Ferrocarril Infantil - Hűvösvölgy



El Museo del Ferrocarril Infantil es una colección de reliquias materiales del Ferrocarril Infantil de la colina Széchenyi y del antiguo Ferrocarril de los Pioneros. El museo guarda objetos e imágenes que recuerdan e ilustran la historia del Ferrocarril Infantil desde el inicio de su construcción, pasando por su diverso pasado a lo largo de varias décadas, hasta el pasado reciente. Los niños también podrán subir a la cabina de una locomotora de vapor original para una foto. 

Museos de juegos

Museo del Pinball - Budapest



Una de las exposiciones permanentes de pinball de Europa, en la que 130 máquinas a la vez emiten luces parpadeantes y señales tintineantes, decoradas con una gran variedad de personajes de películas o de la cultura pop. Es tres veces mayor que, por ejemplo, el museo de Cracovia con una temática similar. Además de las máquinas modernas, también se puede ver el ancestro de madera del pinball de 1880 y el primer pinball húngaro, pero también podrán poner a prueba su destreza en antiguos juegos de arcade como Mortal Combat o Street Fighter. Además, podrán probar todas las máquinas tragamonedas por el precio de una sola entrada, así que se garantiza la vida eterna y una lluvia de balas.



Legoland – Nyíregyháza



Ya no es necesario viajar a Billund para ver de cerca una fábrica de Lego. Desde hace varios años, también hay una en la parte oriental del país. Además, se añadirá al complejo un Legoland Discovery Centre. Los centros Legoland son esencialmente casas de juegos Lego, más pequeñas que los parques temáticos Legoland, con cines 4D y ciudades en miniatura de Miniland. Hay 18 en el mundo, pero en Europa, aparte del centro danés, sólo hay otros en Berlín, Oberhausen y Manchester.



Exposición histórica de maquetas de trenes - Keszthely



A través de una red de más de 2,7 kilómetros de vías, la exposición de maquetas históricas en el castillo de Festetics, en Keszthely, presenta 348 trenes totalmente automatizados y dirigidos por decodificadores de desvío y servomotores, 75 locomotoras de época y vagones de pasajeros y de mercancías de los dos últimos siglos, que circulan simultáneamente entre 1800 edificios. La red de vías de las estaciones se basó en fotografías aéreas y planos originales. La muestra se completa con planos contemporáneos. Además, la colección del museo se amplió con una parte de la colección de maquetas del Miniversum, que había cerrado en la avenida Andrássy de Budapest. Así que los aficionados al género seguramente se divertirán, ya sean niños o adultos. 

‎¡MUÉVETE EN TU ENTORNO COMO UN HÚNGARO!