Magyar Magyar

De bodega en bodega - aventuras vinícolas en las laderas de Mecsek

VillányRegión de Pécs

La región vinícola de Pécs le invita a un recorrido de degustación con encantadores pueblos-bodegas y viñedos en impecables hileras. ¡Deguste la región vinícola de Pécs! 

Si le gustan las excepciones, la región del bajo Mecsek, desde Somogy hasta Tolna, es para usted. Desde la zona de Szigetvár-Turbék hasta Mecseknádas, a diferencia del resto de la región, el vino blanco es el protagonista, incluido el cirfandli (Zierfandler), que no se produce en ningún otro lugar de Hungría. Y entre las uvas azules, la región alberga grandes clásicos como el merlot, el cabernet franc y el pinot noir. 

 

Como dice el refrán, el vino se disfruta mejor donde se hace. ¡Regálese esta experiencia! Partiendo de Szigetvár, la Ruta del Vino de Pécs-Mecsek le llevará de bodega en bodega para conocer de cerca los secretos entre bastidores de la rica cultura vinícola de la región. Y el entorno es inigualable: paseos mágicos, ambientes románticos y experiencias gastronómicas acompañadas de vino en los pueblos vinícolas de las laderas del Mecsek. 

Un de los más populares es Óbánya (mina vieja), de una sola calle, escondido en el valle del arroyo Öreg-patak, cuyas casas encaladas y con porches crean una atmósfera de cuento de hadas. El acantilado Csepegő (goteante) y la cascada Ferde (inclinada) son imperdibles, no sólo por las vistas, sino también por la ruta de senderismo que le lleva hasta allí. 

 

El pueblo vecino, Mecseknádasd, también conocido como el reino del vino, promete al menos tanta emoción con sus bodegas ordenadas, las ruinas del castillo Réka y las de la iglesia gótica Schlossberg. 

 

Merece la pena visitar Pécsvárad por su monasterio benedictino fortificado, y la vecina Zengővárkony por sus castaños y el Museo de los Huevos Pintados. La región vinícola continúa por las laderas de las colinas de Baranya, pasando por decenas de pequeños pueblos y bodegas. Si está cansado, sólo tiene que parar en una de las bodegas y probar los deliciosos vinos del lugar y recargar las pilas para el resto de los kilómetros, o visitar la fila de bodegas de la ciudad en el viñedo de Mohács y probar los vinos rosados, blancos, tintos y schiller de las bodegas locales. Si se aventura a subir lo suficiente por los sinuosos senderos tallados en el desfiladero, podrá incluso disfrutar de una bella vista del Danubio. 

‎¡MUÉVETE EN TU ENTORNO COMO UN HÚNGARO!

label.szechenyi-2020-logo