Magyar Magyar

Recarga espiritual: lugares sagrados en Pécs y sus alrededores

La catedral de San Pedro y San PabloPécsRegión de Pécs

Las montañas de Mecsek son también un lugar a visitar para los que desean un poco de paz y tranquilidad. Podrá encontrar esta paz en la catedral de Pécs, en los muros de las tumbas de los primeros cristianos y en el santuario de Máriagyűd. 

Uno de los símbolos de Pécs es la catedral de San Pedro y San Pablo, de cuatro torres, situada en la plaza Dóm y que conserva su encanto medieval. Prepárese para ser cautivado por la majestuosidad de la basílica. Si puede abstraerse de la majestuosidad del edificio por un momento, asegúrese de admirar el interior, donde se encontrará con un vasto interior dividido por un arco de triunfo. Lo único más especial que esto es el panorama que verá desde la torre de la catedral.  

Ruinas reveladoras bajo tierra

No muy lejos de aquí, se encuentra el Mausoleo Cristiano Antiguo, donde fueron enterrados los primeros habitantes cristianos de la ciudad. Desde el año 2000, es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y, aunque las excavaciones continúan, varias partes se han abierto al público. Paseando por las tumbas subterráneas, las capillas y los edificios del cementerio, podrá obtener una imagen bastante vívida de las primeras costumbres religiosas cristianas del Imperio Romano.  

El Camino húngaro

El tercer monumento sagrado de fama internacional de la región es el santuario de Máriagyűd, al que acuden cientos de miles de peregrinos cada año. El edificio de dos torres de estilo barroco, de color naranja y blanco, es también un lugar de peregrinación y el punto final de la Ruta de Peregrinación Húngara, el equivalente húngaro de El Camino. La joya de la iglesia es la nueva estatua de la Virgen, que data de 1713, y su característica especial es el Paseo del Rosario, un camino temático de 800 metros alrededor de la iglesia. 

Una estatua centenaria

Máriakéménd, a 25 kilómetros de Pécs, es también un lugar de peregrinación. La iglesia de la Asunción fue reconstruida a mediados del siglo XVIII en estilo barroco, con un interior de estilo Luis XVI. Observe atentamente el altar mayor, con siete misterios del rosario en un marco rococó a cada lado; en el altar hay una estatua de la Virgen María que data de 1765. Ante a la entrada principal de la iglesia, se yerguen dos famosas estatuas de cerámica de pirogranito de Zsolnay. 

‎¡MUÉVETE EN TU ENTORNO COMO UN HÚNGARO!

label.szechenyi-2020-logo