Magyar Magyar

La Iglesia San Matías

La Iglesia San MatíasBudapestGran Budapest

La primera iglesia de Buda es una obra maestra del gótico húngaro, escenario de bodas y coronaciones reales. Originalmente fue una mezquita turca que luego fue reconstruida en el estilo barroco. Adquirió su forma neogótica en el siglo XIX. Es una atracción turística popular y escenario de hermosos conciertos de música clásica. 

El edificio, la primera iglesia de Buda, fue construido en el siglo XIII. Es una de las obras maestras más hermosas del gótico húngaro, donde también los reyes medievales asistían a la misa a menudo. Debe su nombre popular al hecho de que el monarca renacentista, el rey Matías I se casó aquí, y su escudo de armas también fue encontrado durante las excavaciones, pero su nombre es, oficialmente, iglesia de la Asunción de la Santísima Virgen del Castillo de Buda.  

La Iglesia San Matías

Un elemento medieval del edificio relativamente intacto hasta el día de hoy es la Puerta de María, construida en el siglo XIV, que, dada la tormentosa historia de la iglesia, es una gran maravilla que haya sobrevivido. Después de que los turcos ocuparon Buda en 1541, transformaron la iglesia de acuerdo con su propia religión, de modo que funcionaba como una mezquita, más a menudo mencionada como la Gran Mezquita, es decir, la Mezquita Büjuk en las fuentes históricas. 

Después de la reconquista de Buda en 1686, cuando toda Europa se unió para expulsar finalmente a los turcos, volvieron a convertirla en una iglesia católica, pero en ese momento ya de estilo barroco. Aquí fueron coronados monarcas húngaros Francisco José I y su esposa, la reina Isabel, en 1867, y también el último rey de Hungría, Carlos IV junto con su esposa, la reina Zita, en 1916. Sin embargo, entre los dos eventos la iglesia se transformó por completo, como ocurrió en el caso de Notre-Dame: el arquitecto Frigyes Schulek consideró que el estado gótico temprano era la forma ideal para la iglesia, así nació la magnífica versión neogótica actual.

La Iglesia San Matías

La pintura interior ricamente decorada de la iglesia se basa en los patrones medievales excavados, y las baldosas vidriadas singulares que cubren la parte superior son productos de la famosa fábrica de porcelana Zsolnay. Durante la Segunda Guerra Mundial, el edificio sufrió graves daños, su techo fue destruido por el fuego y los arcos de la bóveda se rompieron en varios puntos; los trabajos de restauración se prolongaron hasta la década de 1970.

Hoy día, además de sus funciones sagradas, la iglesia completamente renovada entre 2004 y 2013 alberga también conciertos de música clásica, y es una atracción turística popular, formando parte importante del recinto llamado Barrio del Castillo, Patrimonio Mundial, y del panorama de Buda. En sus inmediaciones se encuentra el Bastión de los Pescadores, también obra de Frigyes Schulek, que ofrece una de las vistas más hermosas sobre la ciudad y especialmente sobre el Parlamento al otro lado del Danubio, o si desea disfrutar de la vista desde mayor altura, puede hacerlo desde la torre de la iglesia. 

‎¡MUÉVETE EN TU ENTORNO COMO UN HÚNGARO!