Loading...
Magyar Magyar

Posibilidades de senderismo otoñal en la meseta de Keszthely

Balaton

La naturaleza tiene mucho que ofrecer, y en otoño es aún más emocionante que en otras épocas del año. El aire húmedo y frío contribuye a una experiencia que a veces parece irreal. Es la mejor época de tomar fotos borrosas y nebulosas durante una caminata. Ahora ofrecemos una excursión aventurera en el Balaton Occidental.

Tour de Hévíz

En Hungría hay pocas aguas superficiales calientes. Disponemos de muchas aguas termales, pero rara vez afloran en la superficie. Una excepción es el arroyo que drena las aguas del lago de Hévíz hacia el lago Kis-Balaton (Pequeño Balaton). En invierno, el arroyo de Hévíz es tan cristalino, cálido y lleno de pececillos como en verano, pero entonces es aún más místico. El agua humeante, con la escarcha congelada en la orilla, da como resultado un mundo de ensueño. Es una experiencia misteriosa sentir como usted y su barca desaparecen en la neblina que cubre la superficie del agua. También es difícil resfriarse en los kayaks que se han calentado por debajo debido a la corriente de agua humeante. En esta época, también hay muchos nenúfares morados y plantas acuáticas verdes. Sin embargo, tenga cuidado con las compuertas de hormigón que aparecen de repente en la niebla. Puede que incluso se encuentre con un martín pescador en su ruta. Después de una hora de remo, llegará al canal Északi-keresztcsatorna, donde merece la pena dar la vuelta.

 

Aunque la corriente no es fuerte, deberá calcular al menos media hora más para el viaje de vuelta. El propio río de desagüe de Hévíz atraviesa una zona natural protegida, por lo que para entrar en la zona es necesario obtener el permiso de la Dirección del Parque Nacional de las Tierras Altas del Balaton. Es aconsejable reservar el recorrido con varias semanas de antelación, ya que las limitadas plazas disponibles se agotan rápidamente. Si aún le queda tiempo y energía, en las inmediaciones deberá visitar también la estupa de Zalaszántó con su estatua dorada de Buda, y en otoño podrá incluso escuchar la berrea de los ciervos. 

Tras los pasos de István Fekete

Ya que está en la zona, también deberá visitar el Centro de Visitantes de Kis-Balaton en Fenékpuszta, inaugurado el año pasado, desde ahí se puede explorar el Kis-Balaton en vehículo eléctrico o incluso en canoa y kayak. Las principales características del centro de visitantes incluyen una exposición interactiva, un cine y un sendero educativo en las alturas. Además de innumerables especies animales, en esta mitad del lago anidan más de 300 especies de aves, entre ellas la gran garceta. La forma más fácil de llegar al centro de visitantes es por la carretera 76, tomando el desvío entre Sármellék y Balatonszentgyörgy. 

¡Arriba, al fondo del mar!

Si busca un reto más exigente, merece la pena probar la no muy lejana colina Szent György. El butte de 414 metros de altura se asemeja a enormes órganos de basalto, y desde su cima despegan regularmente alas delta y parapentes, aprovechando el terreno y las corrientes de aire locales casi ideales para este deporte. La montaña está formada por sedimentos del Mar de Panonia, sobre los que se ha depositado el basalto procedente de erupciones volcánicas de hace millones de años. La lava se agrietó al enfriarse, y las grietas se ensancharon y moldearon con la escarcha y el viento. Las columnas de basalto de 1 a 2 metros de grosor, que a veces se elevan a 30 metros hacia el cielo, son un espectáculo impresionante de cerca. Los senderos conducen a la parte superior de los órganos, desde donde se puede admirar toda la zona. 

Un buen momento para llenarse de barro

Aunque el Festival Off Road de Balaton es a finales de agosto, en esta época también puede probar la pista de Cserszegtomaj. Una ducha posterior es imprescindible. 

‎¡MUÉVETE EN TU ENTORNO COMO UN HÚNGARO!